¿Puede cualquiera llegar a ser un buen inversor?

Cada día en los mercados nos encontramos nuevos inversores que tienen como objetivo invertir para aumentar su ser_buen_inversorcapital. Todos estos inversores quieren probar suerte y buscan en las inversiones una alternativa, como otra cualquiera, para hacer crecer su dinero.

Sin embargo, tan solo un pequeño porcentaje de todas esas personas consiguen sus objetivos. Y es que, por desgracia, hay muchos que se quedan por el camino, ya que el riesgo es alto.

Entonces, a la pregunta del título sí puede cualquiera llegar a ser un buen inversor lo más lógico sería contestar que no, ya que como hemos dicho hace un momento solo un pequeño porcentaje de nuevos traders consiguen quedarse en el mundo de las inversiones, ¿no?

Pues no realmente, sí tuviera que contestar esa pregunta mi respuesta sería afirmativa. Sí, claro que sí, ¿por qué no? Sin duda creo que cualquiera puede llegar a ser un buen inversor, otra cosa es que no lo consiga por unas razones u otras. Pero la posibilidad de serlo está ahí.

¿Qué es el trading?

Cabe destacar que cuando hablamos de trading nos estamos refiriendo a una práctica especulativa con el pecio de los activos que cotizan en los mercados financieros. En este caso, podríamos decir claramente que en el trading “se juega” con las tendencias alcistas y bajistas de los precios y se compran y venden activos financieros según nos convenga.

El objetivo de esta práctica es la de generar beneficios con las subidas y caídas de los precios, y básicamente el secreto del éxito reside en realizar el pronóstico acertado en el momento del mercado más favorable para disfrutar de los retornos.

Sin embargo al tratarse en su mayoría de mercados financieros muy volátiles las probabilidades de ganar y perder prácticamente se igualan, así que no estamos hablando de un juego de azar sino de un producto de riesgo. Así que hay que ser conscientes de ello.

Para operar con éxito seguramente te ayuden mucho los análisis de mercado, tanto técnicos como fundamentales. De hecho, a veces es una idea interesante combinar ambos tipos de análisis para aumentar las probabilidades de acertar en las decisiones de inversión.

En cualquier caso, con el enfoque correcto y las cualidades adecuadas probablemente consigas cumplir con todos tus objetivos de inversión. Siempre y cuando actúes con disciplina y seas capaz de controlar, en medida de tus posibilidades, la situación de tus operaciones en el mercado no tendrás problema para disfrutar de cierta rentabilidad en tus inversiones.

Y qué más te puedo decir, no te olvides de diversificar y de buscar siempre el equilibrio en tus operaciones. Sí bien es muy probable que tengas operaciones fallidas no debes desmotivarte por eso, sino evaluar la situación para hacerlo mejor la próxima vez.

Y por supuesto, es vital que encuentres tu propio equilibrio entre las ganancias y pérdidas de tu portafolio.

¿Puede ser el trading adecuado para ti?

Sí has pensado en el trading como alternativa para generar unos ingresos extra debes preguntarte sí realmente es lo más adecuado para ti. Al igual que al principio comentaba que cualquiera que lo desee puede llegar a convertirse en un buen trader lo cierto es que hay personas que por su naturaleza no están preparadas para ello.

Por tanto, aunque se podría decir que el trading no es para todos, también hay que ser conscientes de que en el caso de tener las características necesarias para ello, está claro que con esfuerzo uno sí que puede llegar a ser un trader de éxito.

Cómo convertirse en un buen trader

Si aspiras a ser un buen trading debes tener en cuenta todo lo que diremos a continuación.

Para conseguirlo hace falta preparación, disciplina, paciencia y sobre todo, muchas ganas de aprender y mejorar. Sin todas estas cualidades un nuevo trader no llegará muy lejos, así que si de verdad crees que el trading es para ti empieza a trabajar todo esto.

Sí bien en el trading todo se reduce a comprar y vender la verdad es que no todo es tan sencillo como parece. Estamos hablando de una operación en el mercado y de una inversión donde está en juego dinero, así que no es un juego de azar y hay que tomárselo en serio.

Para negociar en los mercados hace falta ser disciplinado, para actuar con criterio y evitar dejarse llevar por las emociones. También es importante analizar los mercados tanto a nivel psicológico como aquellos factores que sabemos que influirán en las tendencias.

Todo esto nos puede ayudar a tomar unas decisiones mucho más acertadas y conseguir una cartera rentable.

Por suerte en Internet tenemos acceso a todo tipo de información y otras herramientas que pueden suponernos una gran diferencia a la hora de hacer trading. Con el tiempo y sí de verdad quieres convertirte en un buen trader podrás aprender nuevas técnicas de trading y mejorar tus habilidades con la práctica. Ya sabes, cuanto más operes mejor.

Pero claro, para mejorar también debes ser capaz de aprender de tus errores. Así que en caso de sufrir pérdidas, que seguro que las sufrirás, debes tener la capacidad suficiente como para pararte a reflexionar y tratar de saber qué fue lo que pasó. Para ello una buena rutina puede ser la de evaluar tus sesiones de trading una vez que hayan finalizado.

Sé que a veces puede resultar un tanto aburrido pero créeme que ahí es donde verdaderamente te darás cuenta de sí lo estás haciendo bien o no, y en caso de estar haciendo algo mal podrás encontrar una solución a tiempo antes de acumular más perdidas.

También es importante que pruebes tus estrategias y que si alguna, en un momento dado, no te funciona no tengas inconveniente en desecharla y buscarte otra. No hay una estrategia que funcione el 100% de las veces, ya que ninguna estrategia es perfecta.

Así que deberías saber que según las circunstancias del mercado puede convenirte más utilizar unos sistemas de inversión u otros. Debes revisar tus sesiones de trading siempre y tener la capacidad de adaptarte para poder mejorar. Eso es fundamental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *