¿Qué es la volatilidad?

Las inversiones se han convertido a día de hoy en un producto estrella para muchos, y es que los rendimientos que sevolatilidad_forex pueden obtener del dinero invertido es un aliciente a tener en cuenta.

Incurriendo en los mercados empezará a llegarnos demasiada información, la cual puede resultar abrumadora si no tenemos la costumbre. Pero es algo normal, y no debes perder la calma. Al principio todo es nuevo y hay que aprender, así que tendrás que tomarte tu tiempo.

Para invertir es importante conocer todo lo relacionado con los mercados y su funcionamiento, ya que sí te lanzas a operar sin saber correrás el riesgo de sufrir más pérdidas de las que te gustaría. Así que hazme caso, y preocúpate primero por tu capacitación en el trading.

Y ahora, aprovechando la oportunidad voy a hablarte de un concepto que deberías tener muy claro sí tienes intención de negociar en los mercado. Se trata de la volatilidad.

La volatilidad como concepto

Tirando por lo básico, la volatilidad se encarga de medir la rentabilidad de la inversión y cómo puede desviarse de su objetivo inicial. Esto significa que sí la volatilidad es alta la inversión puede estar expuesta a un riesgo mayor que sí es menor. O lo que es lo mismo, una desviación alta se traduce en fuertes variaciones en el comportamiento mientras que una volatilidad baja nos estará reflejando una situación más estable en el tiempo.

Ser capaz de entender la volatilidad te ayudará a determinar el riesgo potencial de tus inversiones. Por eso es tan importante conocer y comprender este concepto.

En finanzas, la volatilidad es la medida de la frecuencia y/o intensidad de los cambios que puede sufrir el precio de un activo o de una desviación estándar de cambio de tendencia en un horizonte temporal determinado. Por eso se utiliza la frecuencia de la volatilidad para determinar el riesgo que tiene un instrumento financiero.

Después, también tenemos otro concepto que se denomina volatilidad histórica, y que tiene relación con la volatilidad basada en retornos históricos. Básicamente esto se utiliza como referencia de la volatilidad que tuvo un activo financiero en el pasado respecto a la volatilidad actual que debería tener en el mercado.

Lógicamente, que un activo haya mostrado una excesiva volatilidad en el pasado no significa que vuelva a ocurrir, ya que los activos que cotizan en el mercado (y el propio mercado) dependen de muchos otros factores que pueden afectar a los precios.

En el aspecto psicológico también tenemos mucho que puede influir en los mercados. Sin ir más lejos la incertidumbre de los propios inversores respecto a lo que ocurrirá con unos activos u otros también provoca una inquietud generalizada que puede aumentar o reducir la oferta y la demanda, y con ello, repercutir en la estabilidad de los mercados.

Volatilidad en el trading

En el trading con opciones, por ejemplo, es posible comerciar directamente con la volatilidad. Al alza o con posiciones largas el objetivo serán previsiones de tendencia alcistas para vender después en rangos de precios aún más altos. Y al contrario, también se puede operar a la baja o con posiciones cortas con la intención de obtener beneficios a la baja vendiendo a precios altos y recomprando a precios más bajos.

Cómo ya deberías saber la volatilidad nos muestra las fluctuaciones de los precios y la estabilidad o inestabilidad de los mercados. Pero lo que no nos puede indicar es la dirección. En cualquier caso, un activo volátil se distingue en que puede aumentar y reducir su valor más rápida y fácilmente que un activo que disfrute de una menor volatilidad.

La volatilidad puede tener su lado negativo ya que presenta un riesgo para las operaciones. Sin embargo, también puede ser positivo teniendo en cuenta que se pueden conseguir mejores rendimientos sí se opera en el momento justo. Sin ir más lejos, este tipo de operaciones ofrecen beneficios sí se vende en los picos y se compra en las bajas. Por tanto, cuánto más alta sea la volatilidad del activo en cuestión más significativos serán los retornos.

En los mercados muy volátiles es posible conseguir unos buenos rendimientos sobre todo si se opera a corto plazo, ya que sí pretendes invertir a largo plazo las tendencias no se mantendrán y te harán incurrir en pérdidas. En los mercados volátiles hay que estar muy despiertos y no perder la oportunidad de entrar al mercado cada vez que haya opciones de obtener beneficios.

Cabe destacar, para finalizar, que los mercados pueden disfrutar de alta y baja volatilidad en determinados periodos de tiempo. Hay momentos donde los precios suben y bajan de manera rápida y constante, y a menos que estemos avispados será muy difícil conseguir rendimientos.

También hay momentos donde los mercados parece que se quedan estancados. Aunque lo habitual es que los precios manifiesten subidas y caídas con frecuencia. De hecho, el comportamiento habitual suele ser caída seguida de más caídas y subidas repentinas, y viceversa. Un seguimiento de los precios te ayudará a determinar cuál es el mejor momento.

Tú eliges, ¿alta volatilidad o tranquilidad en los mercados? Dependiendo de tu estrategia te convendrá más actuar en unas situaciones u otras. Al igual que ocurre en los mercados bajistas y alcistas, cada momento te ofrece una oportunidad para lanzar tus inversiones al mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *