Fondos de inversión, qué es y tipos de fondos

Hoy en día lo que más busca la gente es darle rentabilidad a sus ahorros. Dentro de las opciones que tenemos para invertir el dinero hay algunas que destacan por su alto rendimiento, las cuales al mismo tiempo suponen un riesgo elevado y otras cuyas ganancias son más moderadas pero los riesgos al que se exponen los inversores también son bastante más reducidos.

En esta ocasión hablaremos sobre los fondos de inversión.

¿Qué es un fondo de inversión?

Empezaremos definiendo qué es exactamente un fondo de inversión. Pues bien, un fondo es un instrumento de ahorro que reúne el dinero de varias personas que quieren invertir ahí su dinero.

Digamos que un fondo pone en común el capital de un grupo de personas y la entidad gestora del fondo, a cambio de una comisión, se encarga de invertirlo en una selección de activos financieros para proporcionarles esa rentabilidad a sus clientes.

Ahora que ya hemos definido qué es un fondo de inversión vamos a ver qué tipos de fondos hay para invertir nuestro capital.

fondos_de_inversion

Tipos de Fondos

Según la clasificación oficial destacaremos los fondos según las siglas que reciben. Los fondos de inversión que hay están divididos en FI, FIL y FFIL.

Cabe destacar que tras la última normativa sobre instituciones de inversiones colectivas ya no existen los títulos FIM (Fondos de inversión Mobiliaria) y FIAMM (Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario).

Los Fondos de Inversión Libre (FIL) y los Fondos de Fondos de Inversión Libre (FFIL) son muy parecidos a los conocidos hedge funds. A diferencia de los fondos de inversión tradicionales éstos son algo más flexibles en sus políticas de apalancamiento, inversión mínima, endeudamiento, comisiones y periodicidad en el cálculo del valor de liquidez.

Estos Fondos de Fondos de Inversión Libre como su propio nombre nos lo indica son fondos de inversión que invierten su patrimonio en otros fondos de inversión.

Los Fondos de Inversión Inmobiliarios (FII) son los que invierten el patrimonio en bienes inmuebles y consiguen la rentabilidad de la reventa o el cobro de alquiler de viviendas, oficinas o incluso también de garajes, entre otros inmuebles.

Cabe destacar también los fondos extranjeros que se comercializan en nuestro país, conocidos por las siglas SICAV (Sociedad de Inversión de Capital Variable). Estos fondos están alojados fuera del país, normalmente en países europeos cómo Luxemburgo.

Estos fondos no están divididos en participaciones como los fondos que tenemos aquí, éstos se dividen directamente en acciones.

Por lo demás, el funcionamiento es similar a los fondos de inversión tradicionales y tienen la misma fiscalidad que los fondos nacionales mientras estén registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que es quien se encarga de regular los fondos de inversión en España.

¿Cómo funcionan los fondos?

Cuando se invierte en un fondo de inversión lo que estamos haciendo es comprar una parte de su cartera.

Como ya hemos comentado antes, un fondo de inversión está compuesto por el capital que invierte un grupo de inversores, así que éstos recibirán una participación de su cartera a un determinado precio y con una determinada fecha de expiración. Esto es lo que se conoce como valor liquidativo del fondo.

Por poner un ejemplo, sí invertimos 1.000€ en un fondo de inversión que tiene un valor liquidativo de 115,89 recibiremos un total de 8,63 participaciones de ese fondo de inversión. A diferencia de los valores que cotizan en la Bolsa, el número de participaciones casi siempre suelen ser números con decimales y no enteros.

El funcionamiento del fondo se podrá intuir con su definición. Por eso lo explicaré más brevemente. Cuando se invierte en un fondo de inversión se compran participaciones y la entidad gestora se encarga de añadir ese capital al resto del dinero para invertirlo en diferentes activos financieros, cómo ya hemos visto.

Los títulos del fondo es lo que se conoce como activos del fondo y en conjunto forman la cartera del fondo de inversión.

Ventajas de los fondos de inversión

Para concluir, añadiré algunas ventajas a tener en cuenta para invertir en un fondo.

  • Los fondos no requieren un capital excesivo para invertir y podrá disfrutar de un conjunto de valores bien diversificado sin necesidad de desembolsar mucho dinero.
  • Los fondos son fáciles de comprar y de vender, y a través de Internet mucho más.
  • Los fondos son instrumentos de ahorro totalmente regulados y están controlados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores.
  • Los fondos están gestionados con total profesionalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *