Grecia pedirá una renegociación de su deuda tras la ayuda a España

El líder conservador del partido Nueva Democracia ha declarado que de ganar las elecciones del próximo domingo, se centrará en dos cuestiones: la permanencia de Grecia dentro de la euro zona y la renegociación del memorándum.

Samarás pretende aprovechar la situación de ayuda a la banca de España para intentar renegociar las condiciones citadas en el memorándum a cambio de un segundo rescate por valor de 130.000 millones de euros, ya que según él líder de ND el problema de España es cinco veces mayor que el del país griego.

Sus intenciones son claras; modificar el acuerdo de austeridad con la Unión Europea. Sí gana las elecciones piensa cambiar el memorándum para crear más empleo y evitar salir de la zona euro. Para ello, el líder conservador procurará rodearse de personas influyentes en los distintos países europeos.

Por lo pronto, se prevé que la Unión Europea estaría más que dispuesta a renegociar y que Bruselas no se negará a volver a pactar las condiciones del memorándum. Por el contrario, también se dice que Bruselas podría estar preparando un “corralito bancario” en Grecia por si finalmente tuviera que abandonar la moneda única.

Adonis Samarás ha juzgado negativamente la política de su rival izquierdista, el partido Syriza. Ha criticado que entre sus intenciones se encuentre la eliminación del memorándum y que pretendan tomar como alternativa un nuevo plan de crecimiento.

La abolición del memorándum que pretende realizar el líder izquierdista Alexis Tsipras provocará un enfrentamiento con Europa y tendrá graves consecuencias cómo la salida de Grecia de la zona euro, y como resultado la vuelta al dracma.

La mayoría de los partidos rechazan las medidas de austeridad pero Samarás cree firmemente en su programa, el cual sostiene que los puestos de trabajo se crearán a través de inversiones tanto griegas como extranjeras y que es muy necesario utilizar los fondos europeos para que esto suceda como se plantea.

El líder de Syriza ha atacado al conservador afirmando que su propuesta de crear 150.000 empleos en los seis primeros meses del 2013, es algo totalmente improbable ya que incluso en épocas de crecimiento Grecia estaba ofreciendo un máximo de 60.000 empleos al año.

Las cosas están cambiando e incluso el Partido Popular Europeo lo ha reconocido. Ya no hay que darle tanta prioridad a la austeridad, hay que centrarse en hablar del desarrollo. Samarás se ha mostrado receptivo con las propuestas del presidente de Francia, incluso ha tanteado la posibilidad de aliarse con los socialistas franceses.

En cualquier caso, lo más importante es que haya un Gobierno, ya que en los comicios del pasado 6 de Mayo ningún partido tuvo el apoyo suficiente para poder gobernar. Samarás ha declarado que no le importa el resultado, y que está dispuesto a apoyar un Gobierno sin Nueva Democracia siempre y cuando su política mantenga al país dentro de la eurozona. Finalmente, ha vuelto a advertir que de adoptar la postura de Syriza Grecia podría ser expulsada del euro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *