Inversiones que son rentables aunque algo extrañas

A estas alturas, sí eres un inversor habitual, seguramente conocerás una importante selección de productos financieros para invertir. Pero, ya que los más conocidos están muy vistos me gustaría aprovechar esta ocasión para hablaros sobre algunas inversiones un tanto extrañas pero que por lo que se ve están dando buenos resultados.

Los inversores cada día buscan nuevas alternativas de inversión para continuar dándole rentabilidad a su capital, y algunas de estas inversiones son las siguientes. Se trata de las inversiones en P2P, los derivados sobre el tiempo y los bonos catástrofe. No sé si habréis oído sobre alguno de estos vehículos de inversión, pero no os preocupéis, a continuación comentaré brevemente en qué consiste cada inversión.

Inversiones en P2P

Como muchos de vosotros sabréis una red peer-to-peer  (P2P son sus siglas en inglés) es una red para compartir información de forma directa p2pentre usuarios sin la necesidad de que existan servidores de almacenamiento de por medio. Gracias a Internet ahora podemos utilizar algunos servicios P2P para realizar inversiones ayudando a personas a refinanciar sus deudas.

Se trata de utilizar un servicio de préstamo peer-to-peer para invertir una pequeña cantidad de un mínimo de $25 en tramos de préstamos pequeños a otras personas que lo han solicitado. La tasa del préstamo dependerá del historial de crédito del solicitante y nosotros como inversores podremos crear una cesta de préstamos de alto rendimiento u optar por una inversión segura escogiendo a personas que tengan mejor historial para prestarles el dinero.

Ayudando a particulares que necesitan dinero puedes llegar a obtener un rendimiento desde el 8% hasta incluso el 30% dependiendo del riesgo crediticio del solicitante. Muchos inversores han conseguido retornos más jugosos que el mercado de valores. Por desgracia sí la persona no paga la rentabilidad anual también descenderá pero al menos habremos podido ayudar a alguien y eso siempre es una satisfacción personal.

Derivados sobre el tiempo

Continuando con las inversiones extrañas comentaré  en qué consisten los derivados sobre el tiempo y para ello partiré de la base de que un contrato de futuros es un derivado porque existe un mercado para tratar los bienes que disponen de un valor intrínseco.

Pues bien, sabiendo esto ya puedo anunciar a los futuros sobre el tiempo, aquellos que, a diferencia de los que conocemos, cotizan bienes que no tienen valor intrínseco pero que sí pueden verse afectados por los fenómenos meteorológicos como por ejemplo una tormenta. Ahí es donde entran los futuros sobre el clima.

Los seguros a menudo compensan algunos de los costes pero disponer de una cobertura sobre el clima puede situar a una empresa en una posición financiera potencialmente mejor sí las condiciones meteorológicas afectan al negocio.

Desde el Grupo CME han empezado a emitir gran cantidad de estos productos de inversión para cubrirse de los posibles daños financieros que puedan producirle las inclemencias del tiempo. Según las estadísticas, una de cada tres empresas en el mundo se ve afectada por el clima de forma directa.

Los bonos catástrofe

Por último, me gustaría presentar algo muy parecido a los futuros climáticos pero con un panorama mucho más desapacible. Se trata de bonos bonos_catastrofeemitidos por compañías de seguros para ayudar ante una situación considerada  como catástrofe. En esta categoría entrarían los huracanes, terremotos y tsunamis por ejemplo.

Mientras no se produzcan situaciones de este estilo las compañías aseguradoras continuaran pagando el bono de catástrofe a los inversores pero cuando algo sucede los inversores pierden su capital invertido en este evento. Es prácticamente imposible predecir cuándo se podría producir alguna catástrofe, de ahí que estos bonos sean una apuesta un tanto arriesgada.

 

Así que ya lo sabes, sí te interesa invertir tu capital en algo menos convencional puedes probar con alguna de las mencionadas en este artículo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.