Irán anuncia nuevas regulaciones para la minería de criptomonedas

La nueva ley iraní no reconoce el comercio relacionado con las criptomonedas

Durante el pasado fin de semana el gobierno de Irán anunció nuevas regulaciones para la minería de criptomonedas. Estas nuevas regulaciones se han introducido para administrar los activos digitales y las actividades relacionadas con las criptomonedas, como la minería.

En Irán se prohibió el comercio con criptomonedas, aunque sí se pueden minar. El problema, es que se han descubierto muchas granjas mineras qué han estado abusando de la electricidad subsidiaria. Y el país no ha tardado en reaccionar a esta actividad de minería no autorizada.

Ahora, tras meses de debates, el gobierno iraní anunció este pasado domingo en el parlamento las nuevas reglas qué iban a imponer para regular la industria de criptomonedas.

Nuevas regulaciones para administrar los activos digitales

Con la nueva ley iraní el gobierno confirmó su postura sobre el comercio de criptoactivos como una actividad ilegal, y dejó claras las condiciones en las que se permitirá la minería.

El 4 de Agosto se publicó este nuevo proyecto de ley, en el que se establecían nuevas regulaciones para administrar estos activos digitales y todo lo relacionado con los mismos.

En la nueva ley, el gobierno de Irán no acepta las criptomonedas cómo moneda de curso legal, ni tampoco reconoce ningún tipo de transacción a nivel nacional realizada con estos activos.

Además, la ley iraní ratifica la prohibición del comercio con criptomonedas, tal y cómo aclaró el vicegobernador del Banco Central de Irán el pasado mes de Julio, quien advirtió que la compra y venta de criptomonedas, cómo el Bitcoin, era una actividad completamente ilegal.

La minería está permitida, pero con restricciones

Como sabemos, el gobierno iraní había autorizado anteriormente la minería de criptomonedas cómo una actividad industrial, siempre con unos permisos específicos. La minería se permite, pero con un régimen de permisos bastante estrictos con el fin de controlar la actividad.

En Irán, los mineros locales necesitan aprobación del Ministerio de Industria, Minas y Comercio. Además, para minar criptomonedas en el país, deben asegurarse de que las instalaciones – granjas mineras- estén alejadas de los centros provinciales de Irán, en un perímetro de unos 30 kilómetros.

En cuanto a la capital del país, Teherán – y la ciudad central de Isfahán -, estará excluida de estos permisos. Eso sí, los mineros sufrirán otras restricciones, y serán aún más estrictas.

Tal y como indican las normas de la nueva ley de regulación de la minería de criptomonedas en Irán, a los mineros locales se les cobrará por el uso de la energía. La tarifa se basará en  los precios que se aplican a la exportación de energía del país.

La minería de criptomonedas en Irán es legal en todo el país, aunque con sus restricciones. Con estas nuevas regulaciones el gobierno iraní espera tener un mayor control sobre la actividad.

Por otro lado, aunque la minería está a la orden del día hemos sabido recientemente por el  vicepresidente de la Administración de Aduanas de la República Islámica de Irán que, casualmente, aún no se han expedido licencias para importar el equipo necesario para la minería de criptomonedas al país.

De hecho, el pasado 31 de julio la policía provincial iraní localizó y arrestó a un individuo por el contrabando de equipos para la minería de criptomonedas, equipos por un valor de alrededor de 230,000 dólares estadounidenses.

Asimismo destacaremos que este nuevo proyecto de ley se ha introducido principalmente por el creciente interés en las criptomonedas y la minería, y sobre todo con el fin de evitar sanciones internacionales.

Las nuevas condiciones para los mineros

Según las nuevas reglas propuestas para regular la minería de criptomonedas en Irán, ha quedado claro que los mineros deberán de obtener una aprobación por parte del ministerio de industria iraní.

Por otro lado, las granjas mineras deberán situarse en un perímetro de al menos 30 kilómetros, excepto en la capital que tendrá otras restricciones.

En cuanto al equipo, las máquinas de minería deberán de cumplir con todos los estándares establecidos por el regulador del país, y se prohibirá el uso de la electricidad o el gas natural para la minería en los momentos de máximo consumo.

Las tarifas, como ya adelantábamos, aumentarán y se basarán en los precios que se aplican a la exportación de energía de Irán a otros países. La carga de energía necesaria para la minería será igual al precio rial promedio al que Irán exporta electricidad a otros países o el 70% del precio rial promedio al que envía el gas natural.

En los próximos días el Ministerio de Energía y Ministerio de Petróleo anunciará cuáles serán las tarifas oficiales.

En cuanto a los impuestos, los mineros de criptomonedas serán gravados según la misma tasa que los fabricantes industriales, con excepciones para quienes exportar los criptoactivos que minan y devuelven los ingresos al país.

Irán y el lanzamiento de una divisa digital por el Banco Central iraní

A pesar del anuncio del gobierno en el que consideraban el comercio de criptomonedas como una actividad ilegal, a mediados del 2018 también se plantearon el lanzamiento de una divisa digital emitida por el Banco Central de Irán, con el principal objetivo de evitar el impacto de las sanciones comerciales de los Estados Unidos.

Recordemos que por aquel entonces el presidente estadounidense Donald Trump señalaba a la nación islámica por su involucración en, según el mandatario, ‘actividades malignas’ relacionadas con el armamento nuclear y el terrorismo.

A principios de año, nos llegó la noticia de un sistema de pago basado en criptoactivos en el que estaban trabajando cuatro bancos iraníes junto con la compañía tecnológica y desarrolladora de blockchain, Kuknos Company.

El sistema de pago se llama PayMon, un token respaldado por las reservas de oro de la República Islámica de Irán y está basado en la red Stellar. Los bancos participantes serían los principales beneficiarios del criptoactivo.

El criptoactivo tendría como principal finalidad facilitar al gobierno de Irán las transacciones internacionales. Además de las transacciones financieras en criptomonedas ésta podría ser utilizada como forma de pago para los ciudadanos iranís.

Por otro lado, en el borrador del comunicado del Banco Central se informó que se podría ‘intentar bloquear el uso de otras criptomonedas’ que no aprobadas como medio de pago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *