Diferencias entre una cuenta demo y una cuenta real en fórex

Cuando comenzamos una nueva etapa en este caso a invertir a través de las plataformas online en fórex, necesitamos toda la información y ayuda posible. Tendremos que leer mucho, ajustarnos a los términos que vamos a ver a menudo y a familiarizarnos con los elementos y la forma de operar de la plataforma en cuestión.

Para todo esto se puso en práctica en muchos bróker la opción de ofrecer al inversor la posibilidad de antes de poner en marcha su propio plan con sus fondos, poner en prueba todo lo aprendido con la llamada cuenta demo. En esta cuenta podrás realizar todo tipo de operaciones en un mercado real pero con dinero electrónico.

Si te tomas en serio el uso de la cuenta demo, pensarás, que podrás tomarlo como referencia a que habría ocurrido con fondos reales pero no es del todo cierto.

cuenta_demostracion_forex

La razón es bastante sencilla, cuando operamos en una cuenta demo trabajamos sin presión ya que sabemos que ese dinero que perdemos o ganamos no es nuestro y arriesgamos seguramente mucho más. Si vemos una oportunidad nos lanzamos a por ella pero al perder, pensamos bueno, no es real, vamos a por otro…

Este es un claro ejemplo de porque a la hora de operar e invertir en fórex apuntamos tanto hacia los sentimientos y no dejarnos guiar por ellos en estas situaciones.

No queremos decir con esto que las cuentas demo no tengan utilidad, al contrario, son estupendas para que los más novatos aprendan el manejo básico.

También es muy útil a la hora de despejar nuestra mente si estamos teniendo una racha de malos resultados. Nuestro cerebro irá ya predispuesto a la pérdida con sentimientos pesimistas. Debemos recordarle que no siempre tenemos resultado malos y que podemos trabajar positivos.

Si hemos planeado una nueva estrategia o visión a la hora de invertir podemos ponerla en práctica con las cuentas demo. Veremos resultados en un mercado real y podremos corregir si vemos algún fallo en la misma.

La tranquilidad de operar en una cuenta demo nos da cero riesgos y es por ello que nos dejamos llevar más que si fuera nuestro propio dinero el que está en juego. Las consecuencias en una cuenta demo son nulas ya que podremos resetear los campos y volver a empezar, en tu banco no podrás hacer lo mismo.

Con un buen plan definido y una estrategia fijada podremos operar sin problemas pero si lo pensamos fríamente nos seguirá costando mucho menos poner en práctica la misma en una cuenta demo que en una real. Las emociones son un pozo sin fondo que nos llevarán de un lado a otro en cuestión de segundos. Debemos controlarlo si queremos convertirnos en inversores con potencial.

Equiparando resultados

Para aprender es mejor ir poco a poco e ir arreglando posibles errores por ello debe comenzar operando en el mercado real con pequeñas posiciones. Con ello conseguirá invertir de manera real pero en caso de fallo no perderá demasiados fondos y podrá recuperarse.

De la misma manera irá entrenando a su mente para enfrentarse a un mercado real dónde se gana o se pierde su propio dinero. Ya no tendrá el colchón de seguridad que ofrece la cuenta demo con riesgo 0, aquí si es real.

Si observa que comete ciertos errores anótelos y piense en una posible corrección o solución. No es una tarea fácil, y seguramente es la más dura pero una vez esté superada podrás ir avanzando en firme.

Estas soluciones le irán aportando estrategias que podrá poner en práctica y lustrosas reglas que debe poner siempre en marcha al invertir. Deberá protegerse de sus propias emociones una vez esté operando en su bróker de confianza. Cada persona necesita un tiempo para aprender y reparar esos pequeños fallos, no tenga prisa.

Puede utilizar la cuenta demo para tranquilizar su mente o volver a operar dejándola en blanco, sin preocupaciones. Tómeselo como un entrenamiento para calmar la mente y recuperar fuerzas.

Poco a poco verás como esos errores de primeros movimientos se van evitando y por supuesto vas obteniendo los primeros resultados positivos. No te harás rico en unas semanas pero no perderás ese dinero que has decidido invertir en fórex.

La cuenta demo podrás utilizarla durante los primeros momentos pero habrá un momento en la que no te sirva y tengas que saltar a operaciones con más fondos y con más riesgos por ti mismo. Entrena tu mente y por supuesto tu bolsillo.

Recuerda que para meterte de lleno en el mundo de las inversiones en fórex uno de los pilares fundamentales es pensar en el dinero que vas a dedicar para ello y que por supuesto no debe ser indispensable para tu día a día.

Entrena duro y verás cómo los resultados llegan solos. ¡Mucha suerte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *