China quiere acabar con la minería de Bitcoin

El país plantea un potencial veto para la producción de las criptomonedas

Las criptomonedas continúan al alza, sobre todo Bitcoin que superó hace unos días la barrera de los 5.000 dólares estadounidenses. No sabemos si es un hecho puntual que durará unas semanas, o quizás estemos viendo por fin la evolución alcista que muchos operadores esperaban desde hacía tiempo.

En cualquier caso, sea como sea, el Bitcoin vuelve a estar en el punto de mira de muchos, y en particular de los chinos. Parece que China ya se cansó definitivamente de las criptomonedas y quiere hacer algo al respecto.

China, de paraíso a infierno para la minería

Cómo ya sabemos China ha sido durante estos últimos años un paraíso para la minería de criptomonedas. Dentro de este país podemos encontrarnos con instalaciones masivas repletas de ordenadores que trabajan a pleno rendimiento en la minería de diferentes criptomonedas cómo Bitcoins, Ethereum y otras Altcoins muy populares en el mercado.

Sin embargo, parece que la minería ya no gusta en el país, pues China plantea un potencial veto a la minería, una práctica que a estas alturas considera cómo ‘indeseable’.

Una comisión del gobierno chino ha planteado diferentes enmiendas de cara al futuro desarrollo del país, con el objetivo de centrar su interés en aquellas categorías donde China debería apostar fuerte y en aquellas qué deberían prohibir en un futuro.

La minería del Bitcoin es una de estas prácticas que China quiere vetar con unas nuevas regulaciones propuestas por la comisión de reforma y desarrollo nacional (NDRC), lo que hará que China, el paraíso de la minería acabe convirtiéndose en el infierno para los mineros.

El veto de China a la minería

Si bien el auge de la minería de criptomoneda ha beneficiado a los fabricantes de hardware especializado en los últimos años, ahora China quiere vetar este segmento qué consideran cómo ‘indeseable’.

El NDRG publicaba un documento con unas recomendaciones qué se someterán a consulta pública hasta el 7 de mayo. Una de las principales prohibiciones afecta a las tareas de minería de criptoactivos.

Esta actividad consume muchas cantidades de energía, y esto es porque la electricidad en China tiene un coste tan bajo que resulta una práctica muy rentable.

Gracias al bajo coste de la electricidad China es uno de los países que más granjas de minería tiene, con multitud de máquinas especializadas en este tipo de operaciones para crear monedas y registrar transferencias de las criptodivisas más populares de este mercado.

El gigante asiático pretende con estas enmiendas que este tipo de operaciones se consideren cómo ‘indeseables’ antes del verano, es decir, en tan solo unos meses. Y es que parece que China ya quiere acabar definitivamente con las criptomonedas.

Por lo pronto, los préstamos e inversiones a nivel estatal en este tipo de compañías quedarían bloqueados, pero el objetivo final sería acabar por prohibir de manera directa tanto la fabricación, cómo la venta y uso de productos que estén relacionados de algún modo con la actividad de la minería.

Subida del precio de la electricidad para controlar la minería

Una de las medidas más problemáticas qué pretende servir para controlar este tipo de operaciones en China, es la subida del precio de la electricidad.

Cómo indicábamos al inicio una de las ventajas de minar criptomonedas en china es precisamente el bajo coste de la electricidad, y es ahí donde el país quiere actuar para perjudicar a los mineros.

Según los últimos cálculos realizados sólo con la minería, es decir, las operaciones qué se necesitan para mantener el funcionamiento de Bitcoin y otras Altcoins, ya suponen el consumo de 54 TW/h al año de energía eléctrica. Para que te hagas una idea más clara así a nivel global, la minería en china supone un consumo del 0,25% del total producido en todo el mundo.

El elevado consumo de la minería hace que los mineros busquen las regiones más baratas para instalarse, y por eso en China donde la electricidad es relativamente más barata que en otros países, es donde más granjas de minería se concentran.

De hecho, en algunas localizaciones los mineros pueden utilizar energías consideradas ‘limpias’, cómo las de embalses hidroeléctricos.

Pero en otros casos, tenemos quienes alimentan su red por carbón, y China considera que esto afecta negativamente al bienestar del país porque, en definitiva, la minería también provoca un impacto medioambiental.

Un gran impacto en las criptomonedas

En los últimos días muchas de las criptomonedas han recuperado parte del valor que habían perdido con las caídas del 2018. Sin embargo, sí las propuestas de la NDRC llegan a buen puerto esto podría tener un gran impacto en las criptomonedas.

Cabe destacar que estas propuestas no equivalen a una ley, lo que significa que solo son recomendaciones para el gobierno. Aún así, de tenerlas en cuenta, el gobierno si podría implementarla, aunque podrían tardar algunos años.

Sí hablamos de Bitcoin, calculamos que el 70% de las instalaciones de minería están en China, y la mayoría de los fabricantes de equipos y hardware para este tipo de operaciones también operan en este país, cómo es el caso de Bitmain.

Sin duda, sí tenemos que mencionar alguna empresa entre los más afectados esa sería Bitmain, que desde 2017 controla tres cuarta partes del mercado global, y que desde 2018 son responsables de una decena de granjas de minería en China.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *